Saeta Yield aumenta un 22% sus ingresos, hasta 157 millones de euros, y un 24% el EBITDA, hasta 110 millones de euros

Saeta Yield reforzó en el primer semestre su política de dividendos consistentes y crecientes, tras registrar un aumento del 37% en la generación del Flujo de caja de sus activos operativos, según los resultados aprobados por el Consejo de Administración presidido por José Luis Martínez Dalmau. Esta mejora del Flujo de caja, la variable clave para definir el pago de dividendos de la Compañía, se produjo gracias a una sensible mejora de los ingresos y EBITDA, del 22% y 24%, respectivamente. La Compañía intensificó su estrategia de crecimiento rentable y diversificación del riesgo geográfico mediante la compra de dos parques eólicos en Uruguay, cerrada en mayo pasado, y el anuncio de un acuerdo para la adquisición de Lestenergia en Portugal.

Saeta Yield es una compañía operadora de activos energéticos de generación renovable y su objetivo es aportar valor a sus accionistas de manera sostenible, consistente y creciente en el tiempo. Para ello, invierte en activos generadores de Flujos de caja estables y predecibles a largo plazo, con la finalidad de ofrecer un retorno total al accionista. Actualmente, el 52% de su capital es free float y se distribuye entre accionistas institucionales y minoristas. El 48% restante del capital se distribuye entre dos accionistas: ACS y GIP.

Durante el primer semestre los ingresos de explotación de Saeta Yield crecieron un 22%, hasta 157,3 millones de euros. Por otro lado, el EBITDA de la Compañía aumentó un 24%, hasta 109,9 millones de euros y el beneficio neto creció un 68%, hasta los 13,7 millones de euros.

Estos incrementos se produjeron por la adquisición de las plantas termosolares Extresol 2 y 3, cuya consolidación se produjo en marzo de 2016 y por el aumento del precio de la electricidad en el mercado mayorista español en 2017.

Acceso a la Nota de Prensa completa

También le puede interesar